Novena a la Inmaculada. 5° Día Tu honras nuestro pueblo.

 

immacolata_2017_esp

Tota Pulchra

Tota Pulchra es Maria,
et macula originalis non es in te.
Tu gloria Ierusalem,
tu laetitia Israel,
tu honorificentia populi nostri,
tu advocata peccatorum.
O Maria! O Maria!
Virgo prudentissima,
Mater clementissima,
ora pro nobis,
intercede pro nobis,
ad Dominum Iesum Christum.
Eres toda belleza, Maria,
y el pecado original no está en tí
Tu, la gloria de Jerusalén,
tú, alegría de Israel,
tú, honor de nuestro pueblo,
¡Oh! María,
virgen prudentísima,
madre clementísima.
Ruega por nosotros,
intercede por nosotros
ante nuestro Señor Jesucristo.
Piazza di Spagna Immacolata

Honras nuestro pueblo.

Sí oh María, tu eres la honra de cada criatura porque tu Sí ha recordado al hombre su capacidad de ser santo y de poder decir Sí a Dios, regresando a vivir la intimidad con él. Nos gloriamos, nosotros tus hijos, de tu fíat y te pedimos de iluminar siempre nuestros pasos hacía la Voluntad de Dios.

Oración
Oh luna reluciente de pureza, María, te felicitamos por el misterio de tu Inmaculada Concepción que fue principio de salvación de todo el género humano y el júbilo de todo el mundo. Agradecemos y bendecimos a la Santísima Trinidad que así ha magnificado y glorificado tu persona; te suplicamos que obtengamos la gracia de saber beneficiarnos de la pasión y muerte de tu Hijo Jesús, para que no seamos inútiles a la Sangre esparcida sobre la cruz, pero vivamos santamente y nos salvemos. Ave María.

OREMOS. Oh Dios, que en la Inmaculada Concepción de la Virgen has preparado una digna morada para tu Hijo, y en previsión de su muerte la has preservado de cada mancha de pecado, concédenos también a nosotros, por su intercesión, de venir al encuentro contigo en santidad y pureza de espíritu. Por nuestro Señor.