En preparación de dos grandes aniversarios marianos

anniversario_sito3_foto

Consolar el Inmaculado Corazón de nuestra Madre María

El 2017 es el año en el cual se celebran dos importantes aniversarios: el 70 aniversario de la aparición de la Virgen  de la Revelación en las Tres Fuentes en Roma y el centenario de la aparición de nuestra Señora de Fátima, en Portugal, en 1917.

¿Cuál sería la mejor manera de celebrar estos aniversarios que vivir más intensamente la devoción al Inmaculado Corazón de María y consolarlo a través de la reparación por los pecados del mundo, conforme a lo solicitado en Fátima?  << ¿Quieres ofreceros a Dios para soportar todos los sufrimientos que Él quiere que le envíe, en reparación por los pecados con que Él es ofendido y de súplica por la conversión de los pecadores? >> (Memorias de Sor Lucía, I, 162).

Para vivir esta devoción al Inmaculado Corazón de María son necesarias tres cosas: el Santo Rosario diario; la práctica de los primeros sábados del mes y la consagración al Inmaculado Corazón de María.

Iniciando con el 7 de enero de 2017 son exactamente cinco sábados antes del centenario de Fátima que será celebrado el 13 de mayo de 2017. De este modo, la consagración al Inmaculado Corazón de María podrá ser pronunciada precisamente en el aniversario de la aparición. No existe un modo mejor de consolar el Corazón de María si no aquel de seguir su plan materno de conversión.

BXVI at FatimaEn 2010 Papa Benedicto XVI durante su visita a Fátima recordó a todos que el mensaje que la Virgen deja a los pastores es más nunca relevante para nosotros, hoy. El Papa dice: “sería un error pensar la misión profética de Fátima haya terminado… […] La familia humana está preparada a sacrificar sobre el altar sus lazos más sagrados  de los intereses mezquinos y egoístas de las naciones, raza, ideología, grupo, individuo, se vino del Cielo nuestra Madre bendita ofreciéndose para implantarse en el corazón de cuantos confían en el Amor de Dios que arde en el suyo.” La llamada de la Virgen María es siempre nueva y pasa en nuestros corazones, inspirándoles y animándoles a una ferviente devoción en la oración diaria que cultiva un amor más intenso a Dios.

El deseo del Pontífice era que para “El […] centenario de las apariciones [es necesario] apresurar el triunfo pronunciado del Inmaculado Corazón de María a Gloria de la Santísima Trinidad.Cuando seguimos el mensaje de la Virgen cooperamos en el hecho de Triunfo del Inmaculado Corazón de María que es una realidad en nuestra vida y, en consecuencia, serán más lo que lo hacen, esta será la más palpable y evidente en nuestras sociedad.

Que la Virgen María, Reina de la Paz bendiga nuestra preparación!