25 de marzo, Anunciación: Renovación de los votos de las Misioneras de la Divina Revelación

“Suscipe me, Domine, secundum eloquium tuum, et vivam; et non confundas me ab expectatione mea.” (Sal 118, 116) “Sé mi sostén conforme a tu promesa, y viviré: que mi esperanza no quede defraudada.” ¿Por qué las Misioneras de la...

La carta de peticiones a San José

Cuando a finales de diciembre del 2006 entré en el estacionamiento de aquél edificio situado en la Vía delle Vigne Nuove, en Roma, no pensé que la "profecía" de San José se estaba cumpliendo. Mi nombre es Sor Rebecca...